Legislación para complementos alimenticios de Aloe vera:

14 de mayo de 2024

El Aloe vera es conocido desde la antigüedad por sus propiedades curativas y nutritivas, ha sido utilizado durante siglos en diversas culturas en todo el mundo. Desde el antiguo Egipto hasta la medicina tradicional china, esta planta ha sido apreciada por sus efectos calmantes en la piel y sus posibles beneficios internos para el sistema digestivo.

En la actualidad, el aloe vera ha encontrado su lugar en la industria de los complementos alimenticios, donde se ha promocionado por sus posibles propiedades detoxificantes, digestivas y antiinflamatorias. Sin embargo, algunos aspectos regulatorios han generado un cambio significativo en la forma en que se puede utilizar el aloe vera en productos alimenticios.

En marzo de 2021 la Comisión Europea emitió el Reglamento (UE) 2021/468, que modificaba el anexo III del Reglamento (CE) nº 1925/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo. Esta modificación limita el uso en alimentos de ciertas especies botánicas que contienen derivados hidroxiantracénicos, una categoría que incluye al aloe vera.

Este reglamento se basaba en una evaluación previa de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), donde se estudiaba la toxicidad de los derivados hidroxiantracénicos. Esta evaluación demostró que ciertos derivados hidroxiantracénicos pueden tener efectos nocivos para la salud, incluyendo propiedades genotóxicas y carcinogénicas, lo que significa que pueden dañar el ADN y están vinculados a un mayor riesgo de cáncer intestinal.

Como resultado de estas conclusiones, el reglamento (UE) 2021/468 prohíbe específicamente la adición de derivados hidroxiantracénicos a los alimentos, así como su uso en la fabricación de alimentos en la Unión Europea. Esta prohibición afecta a sustancias como la aloe-emodina, emodina, dantrona y extractos de aloe, entre otros.

Además de esta prohibición, ciertas sustancias que contienen derivados hidroxiantracénicos, como el aloe vera, están sujetas a un control comunitario más estricto, como se especifica en el anexo III del Reglamento (CE) 1925/2006. Esto incluye preparados de raíz o rizoma de Rheum palmatum, hoja o fruto de Cassia senna, y corteza de Rhamnus frangula o Rhamnus purshiana.

Para garantizar el cumplimiento de estas regulaciones, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) proporciona algunas pautas claras para la comercialización de complementos alimenticios que contienen aloe vera u otras especies botánicas afectadas. Estas pautas incluyen la necesidad de evaluar los peligros de los derivados hidroxiantracénicos en el sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control (APPCC), así como la retirada de los productos ya en el mercado que contengan estas sustancias.

Además, se han establecido límites de cuantificación para los derivados hidroxiantracénicos en los complementos alimenticios, con un límite de 1 ppm de aloe-emodina, emodina y/o aloína A + aloína B. Esto garantiza que los productos que se comercializan cumplan con los estándares de seguridad alimentaria establecidos por la UE.

Debido a esta normativa es fundamental que los fabricantes y distribuidores de productos a base de aloe vera se mantengan al tanto de las últimas normativas y cumplan con los requisitos de seguridad alimentaria para garantizar la protección de la salud pública.

En Vitexana estamos especializados en legislación para plantas medicinales y complementos alimenticios. ¡Contáctanos para obtener más información!

¿Tienes alguna pregunta? No dudes en contactarnos

Estamos especializados en productos naturales

¡Contáctanos!